Parte III

Notas finales

9

Conclusiones

Hemos tratado de mostrar la viabilidad de una estructuración oracional de un discurso a partir de su análisis semántico. La elección del nivel lingüístico, a la luz de los datos, resulta acertado: la estructura eventiva se presenta como una base idónea desde la que formular regularidades de otros niveles como el morfosintáctico o el discursivo. Nuestros análisis evidencian que la forma de las expresiones lingüísticas es mucho más heterogénea que la estructura semántica de aquello que expresan. Así, se justifica la propuesta de iniciar el acercamiento al estudio del lenguaje (tanto de su contenido como de su forma) a partir de sus significados.

La teoría eventiva, basada en los trabajos anteriores de Juan Carlos Moreno Cabrera, ha resultado ser válida para el análisis tanto de la lengua hablada como de la escrita. Su carácter minimalista, con el número de categorías reducido a lo que consideramos el mínimo, permite un análisis sencillo y unívoco de ambas. Aunque el trabajo con el corpus nos ha obligado a tomar decisiones concretas no incluidas en el planteamiento teórico original, creemos que estas siempre han podido encuadrarse en su modelo de forma coherente.

Un sistema de etiquetado con las pretensiones de universalidad del que aquí hemos presentado debe tener un conjunto de etiquetas mínimo que permita una anotación adecuada. Los etiquetados manual y semi-automático de nuestros corpus, así como experiencias anteriores [UAMSTreebankC-ORAL-ROM], demuestran que es una tarea compleja y aún más en el caso de los textos de habla espontánea. Este es el motivo de que sea necesario disponer de un esquema básico de elementos que faciliten el etiquetado de todas las partes sin perjuicio de otros análisis más complejos y ambiguos. Un ejemplo concreto de esta concepción es el de las categorías diseñadas para las relaciones indirectas. Por un lado, las reducimos a tres únicas clases (BEF,DUR,AFT) sin ambigüedad y aseguramos la inclusión en la tipología de todas las IR que pudieran aparecer en los textos; por otro lado, incluimos la posibilidad de una especificación más detallada (p. ej. condicional, causal, instrumental, etc.) que admite análisis más concretos.

La composicionalidad sobre la que se fundamenta SESCO permite distinguir, a pesar de su simplicidad y de su diseño de predicado + 2 argumentos, todas las partes de un evento ya sean predicados, argumentos, relaciones indirectas o elementos de subeventos.

Hemos comprobado también que la estructura semántica utilizada es suficiente para ver sus repercusiones sobre la sintaxis. Tanto el tipo eventivo como las clases de argumentos afectan a los constituyentes de sus elementos y al orden en que estos aparecen. Gracias al corpus, nos ha sido posible exponer el comportamiento sintáctico típico de las diferentes partes del evento. A partir de estos resultados, obtenidos con base a la categorización morfológica propuesta en el proyecto C-ORAL-ROM, se han redefinido estas categorías gramaticales de un modo que consideramos más coherente en cuanto a los criterios y útil para futuras anotaciones morfosintácticas.

El conjunto del estudio se ha basado en ideas opuestas a las que han imperado en la lingüística durante las últimas décadas, esto es, el estudio de la lengua partiendo del análisis sintáctico entendido este como independiente del significado. Hemos intentado demostrar que es más sencillo recorrer un camino diferente que parte de las estructuras semánticas (por ser menos heterogéneas que las sintácticas) y que entiende la forma y el contenido como dos caras de un mismo objeto de estudio, el lenguaje, inseparables e interdependientes. A este respecto, hemos visto que cambios en las características de una parte eventiva (p. ej. que un estado sea locativo en lugar de atributivo) repercuten directamente en su expresión sintáctica.

10

Propuestas para el futuro

Creo que la mejor forma de cerrar este libro es destacando algunas direcciones diferentes para las investigaciones futuras que me parecen de alto interés y que podrían sustentarse en el trabajo aquí presentado. Con su mención no quiero descartar otras posibles, sino simplemente resaltar algunas que me parecen urgentes. Casi todas tienen un carácter marcadamente interdisciplinar que las puede hacer atractivas para estudiosos con muy distintos intereses.

Volver al índice